ENTREVISTA A DANIEL ROMERO. ÁREA DE RENDIMIENTO DEPORTIVO DEL FC BARCELONA

Entrevistador: Luis Ponce de León. Coordinador académico FUTEC - FPF.

Entrevistado: Daniel Romero. Preparador físico del Área de Rendimiento Deportivo del FC Barcelona.

¿Cómo ingresa el constructo ecológico en el mundo del entrenamiento de los deportes de situación dando salida, su vez, a lo que hoy entendemos por estructuralismo o metodología del entrenamiento estructurado?

R:

No es complejo abordar la idea sobre como ingresa el constructo ecológico dentro del estructuralismo, siempre y cuando se entienda bien de que se trata el constructo ecológico al que se hace mención. Es importante entender que el Entrenamiento Estructurado tiene como abanderado a Paco Seirul.lo, el cual pone en el centro del juego al jugador, caracterizado por diferentes estructuras, todas ellas hiper complejas. Dichas estructuras, deben ser interpretadas y leídas en clave ecológica, esta es la cuestión. En clave ecológica significa que el deportista, de alguna manera, aprende en relación con el entorno, negando en ese punto los procesos cognitivos a los cuales estamos acostumbrados a cargar los aprendizajes.

Las estructuras mencionadas anteriormente y bajo las que se caracteriza a los jugadores son: Socio-afectiva: Emotivo-volitiva, Cognitiva, Coordinativa, Condicional y Creativo-expresiva Cognitiva. Estas, encajan bajo el concepto de percepción acción, el cual también es característico del constructo ecológico.

Normalmente, en los deportes donde el coste temporal es muy elevado -esto es, responder a los estímulos a la brevedad bajo la percepción, procesamiento y ejecución- se hace difícil analizarlo bajo las teorías cognitivistas. Personalmente, me vengo realizando estos planteos hace muchos años y es el constructo ecológico el que me da respuestas coherentes. Por ejemplo; cuando un jugador debe enfrentar a tres rivales y resolver esa situación, ese momento no puede ser analizado bajo teorías del procesamiento de la información. El sujeto se encuentra en un entorno y, ese entorno cambia en relación al flujo de información que el deportista recibe en base a sus acciones, las cuales siguen modificando dicho entorno. Analizarlo de esta manera, ayuda a poder organizar y diseñar tareas de entrenamiento. Ejemplo: si diseñamos una tarea donde pretendemos entrenar los cambios de dirección y, dejamos marcas fijas en el terreno (marcas donde no se producen cambios) no tendremos variaciones en el entorno que ayuden a optimizar y darle especificidad a los cambios de dirección cuando luego se trasladen a una situación real. La intención es diseñar tareas donde el deportista se deba adaptar nuevas trayectorias, no conocidas de antemano (variaciones del entorno). Esto no es simpe desde el punto de vista metodológico, pero lo debemos conseguir ya que es lo que verdaderamente ocurre en las situaciones de juego.

 

Entendiendo que la orientación metodológica en los deportes de equipo debería partir de la especificidad, la individualización, el abordaje global y el aprendizaje diferencial ¿Cómo se orienta el entrenamiento de la fuerza (¿capacidad aislada?), dentro de las características mencionadas anteriormente?

R:

Todos queremos o querríamos, entrenar a nuestros deportistas desde la especificidad, la individualización, el abordaje global y el aprendizaje diferencial. Este es el objetivo del área de rendimiento deportivo del Futbol Club Barcelona.

Ante todo, para acercarnos a un constructo ecológico, no debemos realizar tareas que sean sí o sí específicas del deporte. El aprendizaje del jugador, se puede abordar con orientaciones que no sean específicas del deporte. El objetivo principal, es que las tareas tengan una continua modificación de las condiciones del entorno, tal cual suceden en los deportes de situación. Se pueden crear tareas con cambio de dirección, saltos y equilibrio, involucrando a varios deportistas y que se produzcan variaciones continuas del entorno. Esto es ecológico.

Tomando como referencia la individualización y la especificidad, esto refiere a que cada jugador necesita una serie de adaptaciones y nosotros creamos tareas según las necesidades de cada uno de los jugadores.

El abordaje global, refiere a la presentación del deporte tal como es. No podemos desmenuzarlo.

La fuerza no es una capacidad aislada, es importante aclarar esto. Hay autores que hablan de que en los deportes de situación se realizan trabajos coordinativos contra resistencias. Si resulta que el jugador va a desarrollarse mediante una serie de habilidades con ese entorno especifico: cambios de dirección, aceleraciones, frenadas, saltos, giros y le sumamos el balón y a esto le añadimos las habilidades propias del deporte (cabeceos, remates, etc), nosotros vamos a querer ganar fuerza en estas acciones. Esto es lo que pretendemos. Vamos con un ejemplo: si quiero conseguir adaptaciones del CORE en entornos específicos, las debo trabajar en acciones de lucha en las que esté involucrado el salto en entornos donde demanden un cabeceo, despejes de balón, etc. Continuando con el ejemplo, si pretendo lograr adaptaciones especificas del CORE, esta claro que no pondré a los jugadores a realizar planchas fijas en el suelo. A nivel neuromuscular, encontré mayores fundamentos realizando acciones especificas que trabajos sin adaptación a los contextos. Aquí es cuando la fuerza cobra un carácter ecológico. La fuerza debe entrenarse en situaciones cambiantes que al jugador le demande adaptaciones nuevas.

 

¿Qué rol cumple la toma de decisión en el entrenamiento de la fuerza? En este sentido y en la mirada del entrenamiento estructurado, ¿toda propuesta de entrenamiento de la fuerza debe ser específica y contextualizada?

R:

Si hablamos del contexto ecológico, no podemos hablar de toma de decisiones y sí de acciones que vienen condicionadas por entornos que cambian continuamente. Esto es lo que encontramos en deportes de situación. La toma de decisión cumple un rol muy activo en el entrenamiento de la fuerza. Si este tipo de trabajos no se lleva a cabo, es producto de la falta de capacidad creativa de los entrenadores y capacitación en la temática.

No todos los trabajos de fuerza deben ser abordados de manera específica. Esto es, no podemos llevar al campo de fuego maquinas inerciales y poner a los jugadores a entrenar, pero si podemos generar adaptaciones bajo el constructo ecológico que se parezcan a la situación real, ya sea trabajos de lucha con balón medicinal, etc. El trabajo específico es muy importante, pero no es la única manera de trabajar desde la concepción ecológica. Para aclarar, los trabajos de fuerza descontextualizados, los aplicamos con objetivos compensatorios y, para prevenir lesiones.

 

¿Cómo se diferencia y, a su vez como se relacionan las propuestas metodológicas del entrenamiento optimizador y coadyuvante, desde la perspectiva de los niveles de aproximación de la fuerza?

R:

Las propuestas metodológicas de entrenamiento optimizador y coadyuvante, están relacionadas. Todo lo que este relacionado con practicas o tareas que mejoren el rendimiento del jugador y que estas no tengas especificidad con el deporte, hablamos de entrenamiento coadyuvante. Por el contrario, todas aquellas tareas que tengas especificidad táctica entran en el entrenamiento optimizador. Es importante aclarar que hay una línea muy delgada que diferencia ambas propuestas y es muy complejo soparlas. Esto, llevado al entrenamiento de la fuerza, el entrenamiento coadyuvante se trabajará con resistencia externas y el optimizador se abordará desde la resistencia corporal.  

 

DANIEL ROMERO

Preparador físico del Área de Rendimiento Deportivo del FC Barcelona, Fútbol Formativo y Profesional.


 

NOTAS RELACIONADAS

Image

ENTRENAR CON BALÓN... ¿ES HACER PREPARACIÓN FÍSICA?

VER MÁS Preparación física