IMPORTANCIA DE LA SUPLEMENTACIÓN EN EL FÚTBOL

De cara a la próxima apertura del curso de formación en nutrición aplicada al futbol, les compartimos un breve resumen sobre la importancia de conocer y entender el rol de la suplementación deportiva. Compartimos parte de lo que se estudiará en el próximo curso, el cual está a cargo Gerardo Gabriel Mirizio.

MATRICÚLATE AQUÍ https://bit.ly/3BsrIg9

¿QUÉ ES UN SUPLEMENTO?

Según la reciente declaración de consenso del COI sobre suplementación dietaria en atletas de alto rendimiento (Maughan et al., 2018), un suplemento dietético se puede definir como:

"Un alimento, componente alimenticio, nutriente o compuesto no alimenticio que se ingiere intencionalmente además de la dieta consumida habitualmente con el objetivo de lograr un beneficio específico para la salud y/o el rendimiento".

En este documento de consenso, también se menciona una variedad de motivos que respaldan el uso de suplementos por parte de los atletas, tales como (1) corregir o prevenir deficiencias de nutrientes, (2) suministrar energía y nutrientes durante una sesión de ejercicio, (3) lograr un beneficio de desempeño específico y directo en la competencia, (4) obtener una mejora del rendimiento a partir de un entrenamiento más eficaz, una mejor recuperación de las sesiones de entrenamiento, o una reducción en el riesgos de lesiones y enfermedades, (5) obtener beneficios económicos a partir del patrocinio o bien porque los productos se proporcionan de forma gratuita, (6) como póliza de seguro "por si acaso", y finalmente (7) porque saben o creen que otros atletas están usando el/los suplemento/s.

TOMA DE DECISIONES ACERCA DEL USO DE SUPLEMENTOS

Los suplementos solo deben usarse después de que se haya realizado un cuidadoso análisis de costo-beneficio. En la Figura 1, podemos ver un balance de los costos y beneficios del uso de suplementos. Por un lado, están los beneficios potenciales como son la corrección de las deficiencias de nutrientes, el logro de los objetivos nutricionales o la mejora de una u otra función fisiológica para mejorar directa o indirectamente el rendimiento. Por otro lado, están los riesgos o los costos tales como la posibilidad de que el suplemento sea ineficaz o pueda disminuir el rendimiento, que no contenga la sustancia activa, o que contenga sustancias no deseadas. El suplemento también puede tener efectos secundarios. Del mismo modo, puede suponer un riesgo para la salud o puede resultar en un dopaje positivo. Y por supuesto, también podría ser necesario considerar el costo económico de un suplemento en algunos casos.

Figura 1. Análisis de los costos y beneficios del consumo de suplementos nutricionales.

 

Al decidir si usar un suplemento, los atletas deben considerar todos los aspectos intrínsecos de su maduración y los aspectos extrínsecos de la preparación para el evento. Esto es con el fin de garantizar que el suplemento en cuestión proporcione una ventaja que ninguna otra estrategia puede abordar. También se debe evaluar si el suplemento está disponible, es asequible, tolerado y compatible con los demás objetivos del atleta. En este sentido, el consejo del equipo de entrenadores del deportista y la red de apoyo médico o científico es importante. Los atletas que no tienen acceso regular a personal médico o científico deben considerar no consumir suplementos. Esto se debe principalmente a que el análisis de la evidencia en torno a la efectividad de los suplementos y su seguridad suele ser difícil. Tal como dice el Dr. Ron Maughan: "Para una pequeña cantidad de suplementos deportivos, existe buena evidencia de un efecto de rendimiento o beneficio indirecto, para algunos atletas en algunas situaciones específicas con poco o ningún riesgo de resultados adversos". Por otro lado, hay poca o ninguna evidencia que respalde la efectividad y seguridad de muchos de los suplementos comercialmente disponibles. E incluso cuando existe alguna evidencia, puede no ser relevante para el atleta de alto rendimiento, debido a varias razones (Maughan et al., 2018). Finalmente, los atletas pueden responder de manera muy diferente a un suplemento dado, y algunos exhiben un efecto notablemente beneficioso mientras que otros no experimentan ningún beneficio o incluso un efecto negativo en el rendimiento. Además, pueden ser necesarios ensayos repetidos para establecer si se observa un efecto real, en lugar de una variación aleatoria, en respuesta al uso de cualquier intervención nutricional. También puede ser necesario un período de ensayo y error, para ajustar el protocolo de suplemento con las necesidades del atleta. En la Figura 2 se muestra un flujo de preguntas que podrían plantearse para llegar a una decisión informada acerca del uso de suplementos.

Figura 2. Diagrama para considerar el uso de suplementos deportivos. Adaptado de Maughan et al. (2018).

 

AUTOR: GERARDO GABRIEL MIRIZIO

  • Magister en Fisiología.
  • Graduado en Educación Física con mención en Ciencias del Ejercicio.
  • Postgrado en Actividad Física y Rendimiento Deportivo.

 

Aprende más en el "Curso Especializado en Nutrición y Rendimiento Deportivo en el Fútbol", matriculate aquí https://bit.ly/3BsrIg9

Inicio del curso: 21 de febrero 2022